Últimos posts

Qué es el peak shaving o cómo ahorrarse unos euros en el término fijo del recibo de la luz

La fotovoltaica no solo produce ahorro en la parte de consumo de tu recibo.

Peak shaving es un término que se empieza a escuchar y que ayuda a entender otra forma a través de la cual la fotovoltaica es capaz de permitirnos ahorrar en nuestro recibo de la luz.

Si bien todo el mundo entiende que instalando paneles solares en su tejado puede producir electricidad que dejará de pagar en su recibo. Hay que explicar que esta producción además nos permite diversos ahorros.

Por una parte, el ya comentado ahorro en la electricidad que dejamos de consumir de la red.

Por otra parte, en muchos hogares la potencia máxima que se demanda de la red ocurre en horas solares, por ejemplo en las puntas de calor de verano con el aire acondicionado funcionando al máximo. Esta potencia es la que nos fija el término de potencia que tenemos contratado y por el que pagamos religiosamente todos los meses. Aquí es donde entra el peak shaving, que significa literalmente “afeitado del pico” pero que se suele traducir por aplanado de la demanda.  A esas horas de máxima demanda estamos también teniendo una producción considerable de nuestra instalación, por lo que vamos a demandar menos de la red. Esto nos permite rebajar la potencia contratada.

El efecto es todavía mayor si incluimos baterías al sistema, pues aunque nuestra potencia máxima demandada esté en horas sin sol, las baterías nos pueden proporcionar energía para cubrir estos picos sin tener que utilizar toda la potencia contratada de la red. Esto permite que por ejemplo podamos pasar de 5.75 kW contratados a 1.15 kW con el consiguiente ahorro, por la instalación de una fotovoltaica con almacenamiento.

Adicionalmente a estos ahorros, hay que contabilizar que gran parte del recibo son impuestos, y que estos impuestos se calculan en base al gasto del recibo, por tanto, si se baja el recibo se paga menos IVA y menos impuesto de electricidad, alcanzando más ahorro.

¡Y todavía puede haber más ahorro! Últimamente algunos ayuntamientos permiten deducirse hasta un 50% del recibo del IBI si se instala autoconsumo fotovoltaico y/o por tener una calificación energética mejor (la cual también se mejora con una instalación de autoconsumo). Por su parte, algunas comunidades autónomas permiten deducir parte de la inversión en este tipo de instalaciones en su declaración de la renta. Infórmese de las deducciones que le son aplicables por su ayuntamiento y comunidad autónoma, pueden ser un incentivo extra además de los que ya todos conocemos.

 

Comparte:

Comments

comments powered by Disqus