Últimos posts

LA SOLAR SERÁ LA PRINCIPAL FUENTE DE ENERGÍA EN 2050

La energía nuclear en pleno descenso

Según el último informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la energía solar podría ser la mayor fuente de electricidad mundial en 2050, superando a la energía nuclear, combustibles fósiles, eólica, etc. En las hojas de ruta publicadas por la AIE se prevé que la energía solar fotovoltaica alcance el 16% de la electricidad total generada y la energía solar termoeléctrica un 11%, consiguiendo entre ambas una reducción de emisiones de CO2 equivalente a las de todo el sector de transportes del mundo en la actualidad.

Uno de los principales motivos es el creciente abaratamiento de costes de los módulos solares fotovoltaicos que, unido a la modularidad y rápida instalación de este tipo de sistemas, está permitiendo un considerable aumento de instalaciones a nivel mundial. El documento muestra que dicho auge será protagonizado por la fotovoltaica hasta aproximadamente el año 2030, cuando el crecimiento de la fotovoltaica se estancará al llegar a cuotas cercanas al 15%, debido a la imposibilidad regulación de esta tecnología para adaptarse a la demanda eléctrica de cada instante (la producción es proporcional al sol recibido en cada momento). Será entonces cuando la tecnología solar termoeléctrica encuentre sus mayores cuotas de crecimiento gracias a sus posibilidades de adaptación al consumo, complementándose así con la fotovoltaica.

La fotovoltaica se basa en la transformación directa de luz en electricidad gracias a los paneles fotovoltaicos. La existencia de placas solares baratas es y será la principal responsable de la expansión de esta tecnología. En cambio, la tecnología solar termoeléctrica se basa en la concentración de los rayos del sol  para el calentamiento de un fluido elevando su temperatura suficientemente para el aprovechamiento en un ciclo térmico convencional (turbina de vapor). Dicho calentamiento puede ser almacenado permitiendo regular la producción de electricidad para generar en horas de mayor consumo e incluso de noche.

El crecimiento de las energías renovables ya está provocando el estancamiento de los sistemas de generación convencionales como es el caso de la nuclear. De manera contraria a lo que habían pronosticado diversos analistas y defensores de la energía nuclear, ésta no solo no ha experimentado crecimiento alguno sino que su aporte al mix energético mundial  sigue descendiendo. Y la profetizada segunda juventud de la energía atómica no termina de llegar. Según confirman los datos aportados por la Agencia Internacional de Energía Atómica, la potencia mundial  nuclear en funcionamiento ha disminuido un 1% en los últimos tres años. Este estancamiento de la energía nuclear se debe, entre otros motivos, al miedo social provocado por catástrofes como la de Fukushima, la problemática no resuelta por la acumulación de residuos nucleares o  la incertidumbre económica. Además, claro está, de la aparición de alternativas reales gracias al auge y consiguiente abaratamiento de las energías renovables.

Comparte:

Comments

comments powered by Disqus