Últimos posts

China instala ya más de 40 millones de paneles fotovoltaicos al mes, y subiendo

El potencial de la fotovoltaica se ha subestimado siempre

La fotovoltaica sigue sobrepasando todas las expectativas. Desde que se empezó a aplicar la tecnología para la producción eléctrica masiva, la tecnología ha desbordado todas las perspectivas.

En los meses de junio y julio se instaron 23 GW de nueva potencia solar fotovoltaica solo en China, esto es más de 40 millones de paneles cada mes. Una cifra impensable hace solo unos años.

La competencia mundial entre fabricantes ha permitido que se abarate el módulo mucho más rápido de lo esperado, debido principalmente a dos factores; la mejora en costes de fabricación y la mejora en la eficiencia. El mismo módulo que hace apenas 4 años conseguía 230W por unidad, con las mismas dimensiones consigue ahora 290W.

Esta mejora ha permitido, a su vez, que cada día se instalen más paneles fotovoltaicos en el mundo. Cuando un mercado ha decaído otro ha surgido con más fuerza, manteniendo el crecimiento por encima de todas las estimaciones que han ido realizando los distintos organismos oficiales a lo largo del tiempo. Famosas son las predicciones de la Agencia Internacional de la Energía (IEA) por quedarse siempre por debajo de la realidad.

A finales de septiembre tuvo lugar la conferencia para Oriente Medio de Intersolar, en Dubai, donde grandes inversores mundiales en energía solar y grupos empresariales como Siemens o ABB han discutido sobre el devenir de un negocio que multiplica su facturación año tras año.

Al mismo tiempo en el viejo continente se reunían expertos, investigadores y desarrolladores en la mayor feria tecnológica de fotovoltaica, la EU PVSEC 2017, celebrada este año en Ámsterdam, donde se debatieron y presentaron los avances tecnológicos del sector. La industria avanza a pasos agigantados hacía conseguir paneles cada más eficientes y económicos en su fabricación. Dentro de poco tendremos paneles suficientemente económicos y eficientes para que pueden alimentar, por ejemplo, un termostato dentro de casa, sin necesidad de que reciba la luz directa del Sol, o que nos permitan tener el coche fresco cuando aparquemos al Sol.

El futuro está por descubrir, pero si algo nos ha enseñado la energía fotovoltaica a lo largo de los años, es que será más brillante de lo que nos digan.

Comparte:

Comments

comments powered by Disqus